martes, 26 de abril de 2016

LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS, Francisco Félix Caballero (Reseña)

Reseñar un libro de poemas resulta mucho más complejo que una novela, en la que la trama nos lleva de la mano de principio a fin sumergiéndonos en la acción y guiándonos a un desenlace.

Sin embargo, cuando nos enfrentamos a la lectura de un poemario o de un conjunto de relatos con formato de poesía, porque creo que ambas definiciones se pueden aplicar al libro de Francisco Félix Caballero, la tarea de hablar sobre él es mucho más compleja, ya que cada poema nos muestra su propia historia, su propia vivencia y nos exige detenernos para saborearlo en solitario.

Pero buscando un hilo conductor que permita hablar en conjunto sobre "La resurrección de los muertos" creo que lo que más define a la mayoría de los textos es la búsqueda, casi como necesidad vital, de sobreponerse a las adversidades, de levantarse cuando las decisiones tomadas en nuestra existencia nos hacen caer, de anteponer el miedo a la muerte, simbolizada muchas veces como el fracaso, y luchar, pelear, buscar hasta la desesperación motivos y motores para quedarnos con la vida y lo bueno que nos ofrece.

La muerte, el fracaso, el dolor y la pérdida son conceptos que están presentes durante todas las páginas de la obra, pero junto a ellos aparecen opciones y pautas, que nos ofrece el autor, como elementos a los que asirnos para abandonar las situaciones que nos provocan esas sensaciones tan desagradables.

“Los héroes olvidados
Siempre tienden la mano
Cuando tienen ocasión”

Plagados de sentimientos y sensaciones, los versos van desgranando la visión sobre el mundo que el autor sostiene, pasando de la ironía, al optimismo y recalando, en ocasiones, en momentos de desesperación y tristeza.

“Y digo que soy infiel
a aquello en lo que no creo,
que me guío por la ilusión
mucho más que por dinero

Versos que transmiten vivencias, sensaciones y sentimientos en un intento por despertar al lector y llenar su alma y su piel de sensaciones.

Francisco Félix Caballero, autor de La resurrección de los muertos, nació en Málaga en 1984. Licenciado en Matemáticas y Doctor en Estadística mezcla en su trayectoria profesional la investigación y la docencia. Antes de publicar La resurrección de los muertos, su primer libro, ha participado y publicado versos en diferentes ediciones del Cuaderno de Profesores Poetas, organizado anualmente por el I.E.S Giner de los Ríos de Segovia.

Leer poesía para quienes estamos más acostumbrados a disfrutar con la novela resulta complejo, ya que para saborear un poema se precisa de un tiempo y un reposo que impide leer, de corrido, páginas y páginas como sucede con otros géneros literarios.
Sin embargo, si logramos hacer esa conversión en la forma de leer y damos tiempo al texto para que nos llegue con todo su significado, antes de avanzar en la lectura, descubriremos un mundo de sensaciones diferentes que nos harán pensar y sentir a la vez.

Una obra para descubrir la importancia de pelear por lo que queremos, de soñar, de esforzarnos por alcanzar esos sueños, aunque en ocasiones nos parezcan lejanos e imposibles.

Éride ediciones