sábado, 4 de junio de 2016

LAS BABAS DE DON GABRIEL, Mariluz Chacón. (Reseña)

Sin saber muy bien cómo, Miguel se encuentra a las puertas del infierno hablando con el Demonio. Incapaz de comprender los motivos que han llevado a San Pedro a negarle la entrada en el Cielo, el joven trata de justificar las malas decisiones tomadas a lo largo de su breve existencia, que él considera no merecedoras del castigo eterno. Habla de su madre, Juana que, tras el accidente de su padre, Rafael, se ve obligada a entrar a servir en casa de Don Gabriel, un hombre rudo y mal encarado con el que inicia una relación.

Con el dinero ganado gracias a soportar las babas de Don Gabriel, como Juana dice, Miguel se puede ir del pueblo y comenzar una nueva vida en la ciudad, una vida de excesos, de alcohol, mujeres y juego, que conducen sus pasos a un desenlace previsible, morir a manos de su jefe Don Uriel, un mafioso para el que comienza a trabajar tras contraer, en uno de sus tugurios, una importante deuda de juego. La aventura de Don Uriel con Angi una prostituta con la que vive Miguel y a la que quiere sacar de la vida en la calle, ocasiona la pelea que termina con la muerte de Miguel y de Don Uriel.

Tras su admisión en lo que será su nuevo hogar, el Demonio se encuentra con un nuevo inquilino, otra alma a la que San Pedro ha negado la entrada, Don Uriel. Él también intenta explicar los actos que han marcado su vida, achacando cada paliza infligida o cada asesinato ordenado a sus secuaces, a una infancia dura. Su madre, engañada por el cura del pueblo y repudiada por los vecinos, debe abandonar su hogar y sobrevivir vendiendo su cuerpo. Prostíbulos, alcohol y violencia marcan la infancia de Don Uriel y le convierten en quien es.
La cola de gente que se forma a la entrada del infierno sigue aumentando, tras Don Uriel, aparece Angi, la novia de Miguel y amante de Don Uriel, seguida de Don Gabriel, Juana, Rafael, el cura  y Marco el hijo de Don Uriel.
Protagonistas y actores todos ellos de una misma historia que se entremezcla.

Cansado de sus ruegos y justificaciones, El Demonio decide acudir a las puertas de San Pedro para suplicar que deje entrar a alguno de aquellos individuos, y le libre de sus quejas y de sus manipulaciones. Entre todos han tomada el infierno como su propiedad, montando bares y prostíbulos como en la tierra.
San Pedro se niega a dejar traspasar sus puertas a ninguno de ellos, no se fía ni lo más mínimo, y debe ser Dios quien intervenga y para poner un poco de orden.

Las babas de don Gabriel se encuentra dividida en tantos capítulos como personajes hacen cola en las puertas del infierno. Cada uno de ellos, narrado en primera persona nos muestra a los diferentes personajes de la trama. Vidas complicadas, marcadas por vivencias duras, que logran hablar de situaciones traumáticas con una naturalidad que obliga a más de una sonrisa al leer algunos párrafos.
Con una prosa fluida y ágil, la autora logra dar voz personal a cada participante en la trama, creando una telaraña de relaciones y de interacciones que atrapa al lector y le obliga a continuar con la lectura.
Presentados los diferentes actores, y cuando ya conocemos la relación existente entre ellos, se produce un encuentro entre El Demonio, San Pedro y Dios, para ver quién se hace cargo de todos ellos, en la que la fina ironía llena varios capítulos e invita a la carcajada.

Una historia original, divertida y entretenida que hará disfrutar y sonreír a los lectores que se acerquen a ella.

Mariluz Chacón, autora de Las babas de don Gabriel, nació en Sevilla, donde vive. Le gustan los animales, sobre todo los perros y los gatos, y los documentales de historia.
Una de sus grandes aficiones es la lectura, su abuela trabajaba en la librería "Padilla", y allí se aficionó a leer, sentada en el suelo entre sus estanterías de maderas repletas de libros.
Cuando leyó uno de los libros que más recuerda, Crimen y castigo, con apenas doce años, Raskolnikov se quedó con ella para siempre.
Ha publicado, junto a varios compañeros aficionados a la escritura, el libro de relatos cortos, Días de luna, de la editorial Punto Rojo.  De forma reciente, uno de sus relatos ha sido seleccionada para formar parte de la antología "La librería más bonita del mundo" de la editorial Playa de Ákaba. Es licenciada en Historia del Arte