ENTREVISTAS AUTORES

Charlando con Rodrigo Palacios, una entrevista de lo más amena, puedes leerla aquí.


Javier García Martínez (entrevista).

Antes de nada, muchas gracias por acceder a contestar esta entrevista, es todo un placer tenerte en TCELS. Aprovecho también para felicitarte por tu nueva publicación.

Antes de responder a las preguntas, agradeceros al equipo de TCELS por el interés que habéis mostrado en esta entrevista.

 ¿Qué significa para ti llegar a publicar “Historias desde la almohada”? ¿Qué encontraremos en esta antología?

El significado de la publicación es bien evidente, se trata de un verdadero sueño. Cuando Marga, la editora de Ediciones Ortiz, me notificó que estaban interesados en publicar “Historias desde la almohada”, no me lo pude creer. La verdad, el género de relatos cortos, no tiene muy buena acogida entre las editoriales. Es una cosa que nunca entenderé, aunque sea literatura comprimida, puede dar más jugo que una novela.
¿Qué podemos encontrar en la antología? Pues la verdad que de todo un poco. Relatos de amor, desamor, históricos, miedo, crónica social, fantasía… “Historias desde la almohada” es un amplio catálogo de sentimientos.

2. Hablando desde mi corta experiencia, las editoriales normalmente no suelen publicar compilaciones de relatos, ¿a qué crees que se debe?

Tienes razón, y como dije anteriormente, muchas editoriales no aceptan este tipo de manuscritos. Creo que es como todo, se debe a las demandas del mercado. En mi opinión no está extendida la cultura de leer este tipo de libros. Una buena antología seguramente no deberá de envidiar a una novela.

3.  ¿Cuál crees que es la clave para escribir una buena antología? ¿Cuál es la parte más difícil?

Yo diría que una de las claves fundamentales es la variedad. Al lector hay que entretenerlo con historias diferentes, hay que sorprenderlo. Seguramente si el primer relato que lee de la antología es de amor, y la temática no cambia durante el libro, lo más probable es que se termine aburriéndose.
Lo más difícil sin duda, es captar la atención del lector. En “Historias desde la almohada” he intentado ganarme la confianza a través de relatos cortos, sencillos y a su vez intensos.

4.   Pregunta complicada: si tuvieras que quedarte con un relato de ‘Historias desde la almohada’ cuál sería y por qué?

Tienes razón, es una pregunta muy complicada. En realidad no tengo ningún título preferido, pero sí una temática fetiche, los sentimentales. En cualquiera de ellos, hay un trozo de mi corazón, por eso son tan especiales para mí.

5.  ¿Como lector y como autor crees que las portadas influyen en la venta de una novela? 

En mi opinión, la portada y el diseño del libro tienen mucho que ver en la venta. ¿A quién no le ha entrado por los ojos alguna vez un libro, un coche, o cualquier otra cosa?.        
          
Historias desde la almohada no es tu primera novela publicada ¿qué nos puedes decir del resto de antologías?

Mi primer libro publicado se titula “Poemas en un frasco”, de autoedición.  Lo publiqué en agosto del año 2011 y se trata de un recopilatorio de poemas que tenía elaborados desde mi adolescencia. Tener este libro entre las manos y oler sus páginas encoladas me hizo necesario terminar mi primera novela que empecé años atrás. Así lo hice, el año pasado publiqué mi primera novela “El Denario”, también de autoedición y publicada en el portal de Lulu.  En cuanto a mis publicaciones en las antologías, puedo decir que son el premio por  participar en numerosos concursos. De entre ellas cabe destacar las siguientes:

·   150 Rosas – Editorial Divalentis – “Volver a empezar, relato finalista
·   ¡Libérate hasta de ti! – Editorial Hipálage – “El hombre que se cansó de comer
     espinacas”
·    Cosecha de Verano – Unaria Ediciones -  “El reino de los invisibles”

Y por último, cuatro preguntas para conocerte un poquito:

7.   ¿Cómo es el día a día de Javier? ¿La escritura siempre está presente?

Tengo la suerte de tener trabajo, y esto me quita bastante tiempo para dedicarme más en pleno a mi pasión, escribir. A parte de esto, mis dos hijos pequeños también requieren gran dedicación. No obstante intento adaptarme y busco tiempo para escribir la novela negra que tengo en marcha. Es uno de mis retos para este año, terminarla antes de navidad.

8.   ¿Cuándo escribiste tu primera historia?

Mis primeras historias las escribí cuando era un niño. Fueron premiadas en el colegio. Creo que esto fue enderezando mi rumbo. Pero la historia más reciente escrita, fue en el 2008 antes de casarme. A mi mujer le regalé un libro muy íntimo, con toda nuestra historia, desde el día en que nos conocimos. La titulé “Diario de una amor Encarnado”. Obviamente nunca se publicará J

9.    ¿Quién es tu autor preferido y qué libro nos recomiendas de él/ella?

Nunca me he planteado lo de mi escritor favorito, pero si tuviera que elegir alguno sería Alberto Vázquez-Figueroa.  Es el único autor que tiene el privilegio de tener cinco libros en mi estantería. De sus libros el que más me ha gustado es “El señor de las tinieblas”, seguido por “El león invisible”.

1.   ¿Eres más de ebook o de papel?

Siempre he sido y seré de papel. En mi  opinión el libro digital nunca transmitirá los sentimientos del físico. Recuerdo los libros que me regalaron cuando fui pequeño, y no me imagino ahora yo regalando esos libros en ebook. Ahora, eso no quiere decir que no sea consumidor de libros digitales. Sí, lo soy. Cuando me documento para las novelas y me toca comprarme libros, lo hago en ebook. La estantería la tengo para libros especiales. El resto va a parar a la memoria de mi lector digital.

Te deseo mucha suerte con tu novela. Un abrazo.

Gracias a vosotr@s por darme la oportunidad de mostrar mis trabajos en vuestro rincón. Un placer el tiempo dedicado. 


Javier García Martínez

Javier García Martínez nace en febrero de 1981 en Castellón. Su imaginación empezó a curtirse en su infancia, en las calles antiguas de Onda (Castellón). 
           En la actualidad reside en Vila-real. Su pasión por la lectura nació entre los libros que su abuelo le leía. 
         Empezó a escribir en su adolescencia, pero no fue hasta el año 2011 cuando dejó plasmados sus  primeros trabajos participando en diversas antologías. En su bibliografía personal se encuentran «Poemas en un frasco (2011)», «El Denario (2012)» en septiembre de 2013 saldrá a la pre-venta su trabajo "Relatos desde la almohada" bajo el sello EDICIONES ORTIZ  Recopilatorios.


Más información en su blog personal: 

MERCEDES PINTO MALDONADO.

Siempre agradecidos. (ver entrada completa)




EZEQUIEL TEODORO y María Loreto Navarro Pacheco


Entrevista completa, aquí






ANDRÉS VIDAL




Andrés Vidal, es el seudónimo de Màrius Mollà,  (Barcelona 1973)  apasionado lector de buenas historias bien contadas y un admirador de los personajes de la Historia que han llevado a cabo proyectos revolucionarios. Su debilidad son las novelas relacionadas con episodios y contextos revolucionarios. En su literatura confluyen un conjunto de ideas y proyectos vinculados a las distintas áreas del periodismo, el cine y la televisión. LA HERENCIA DE LA TIERRA, su primera novela, se convirtió en uno de los éxitos literarios de 2010. Ahora vuelve a sumergirse en la narrativa histórica con EL SUEÑO DE LA TIERRA, fruto de su amor por la Barcelona modernista. 
Trabaja actualmente en Barcelona como ingeniero industrial. Ha recorrido medio mundo promoviendo la innovación y el desarrollo. De la unión de estas dos inquietudes nace su vocación literaria. 




FRANCISCO NARLA EN GIJON: 

Soy una apasionada de la novela histórica y cuando me enviaron este ejemplar para reseñar mis ojos hacían “chiribitas”, porque además de tener el privilegio de ser uno de los blogs seleccionados para este fin,  se  presentaba ante mí una historia apasionante y con un futuro de lo más exitoso. ¡Pues bien!, con independencia del grosor,  la aventura me atrapo desde la página dos, conocer a ASSUR desde su infancia y juntos recorrerer esas tierras escabrosas y compartir esos mares infinitos, fue todo un regocijo. 





Acabada la novela, publique mi reseña y con ello, cumplía lo que me habían comisionado con gran placer por mi parte. Lo incluí en los sorteos de este blog y existe un “ASSUR VIAJERO”, que va recorriendo España con la satisfacción de tod@ aquel que lo lee.

Pero mi curiosidad me llevo un poco más allá y conseguí sus anteriores publicaciones, la primera “LOS LOBOS DEL CENTENO”  y "CAJA NEGRA”, publicadas en 2008 y 2010 respectivamente, ambas en editoriales modestas y dentro del género de la novela negra, con ellas padecí el miedo que transmitían cada página, pero deseando seguir con aquella angustia tan placentera. 








Reseña LOS LOBOSO DEL CENTENO:
Reseña LA CAJA NEGRA:

Reconozco que dentro de mi vocabulario la palabra NO, no está muy utilizada, así que tras varios pasos logre que la Editorial temas’de hoy y Déborah Albardonedo (su agente literario),  nos regalaran la presencia de Francisco Narla en Gijón y nos presentara ASSUR, en su propia voz y presencia. La librería La Buena Letra fue el punto de encuentro para tal evento, Rafa, con su infinita voluntad nos acondiciono el local de manera cómoda y acojedora.

La biografía de nuestro mentor:

Francisco Narla (Lugo, 1978) es escritor y comandante de línea aérea. A pesar de su juventud, a lo largo de su ya extensa carrera literaria, se ha atrevido con todos los géneros. Ha publicado novela, relatos, poesía, ensayos técnicos y artículos, estos últimos relacionados fundamentalmente con su profesión, pero también con sus aficiones y filias, entre las que encontramos actividades tan dispares como los bonsáis, el tiro con arco, la pesca con mosca o la cocina. Polifacético donde los haya, Francisco Narla ejerce también como orador. Así, ha participado en diferentes foros, como centros universitarios o programas de radio y televisión (Cuarto milenio, El guardián de la noche o Milenio).

Comprometido también con la defensa de la cultura, ha abanderado proyectos como Lendaria, destinado a recuperar, proteger y divulgar la tradición mágica de su tierra, Galicia.

En 2009 publica su primera novela, Los lobos del centeno, tras cuyo éxito en España es editada en México para toda Latinoamérica. Caja negra, su segunda obra de ficción, ve la luz en noviembre de 2010. E inicia 2012 publicando un tratado de aerodinámica, Canon de performance: masa y centrado, y planificación de vuelo.

ASSUR, es su tercer y más personal proyecto narrativo…




El evento:

Pasados unos minutos de las 8 de la tarde, el anfitrión y yo,  sentados a ambos lados de nuestro invitado FRANCISCO NARLA, expusimos su trayectoria literaria y de manera sublime, entre los tres comenzamos una charla  con duende, los asistentes en principio tímidos, se arrancaron  a participar y todo salió “genial”.  Francisco, nos hizo participes de su forma de trabajo, del tiempo dedicado a la investigación, de sus hobbies y sobre todo nos mostro su faceta más humana, esa que encandila, que desprende magia y por la que te cautiva en cada una de sus explicaciones. Es un perfecto caballero, de peinado informal, barba de tres días, ojos claros y mirada dulce que conquista, con un acento gallego que le da más encanto a la hora de conversar.
Acabado el acontecimiento, todos nos relajamos con un vino, ya de manera informal, nos mezclábamos unos y otros, departiendo el deseo de leer ASSUR, mientras nuestro escritor firmaba y dedicaba a cada asistente su ejemplar de manera personalizada y amistosa.
El resto de lo sucedido hasta nuestra despedida no pudo ser más gratificante. 
Qué, EOLO, Dios de los Vientos, te lleve por los cielos con feliz retorno a tu tierra madre. 
19 de Abril de 2013, fecha marcada en mi memoria y que conservare hasta donde esta llegue.
Fue un placer conocerte. ¡Una fiel seguidora!

Video: 









MANUEL FRANCISCO REINA, en ¿Te gusta leer ?


Larga es tú trayectoria con la literatura, los medios y todo aquello que conlleva el reconocimiento de tu nombre, MANUEL FRANCISCO REINA, ya has publicado en todos los géneros, escritor incansable a través de diferentes medios, maneras y traducido a varios idiomas. 

¿En cuál te sientes más cómodo?

Creo que soy un todoterreno. Eso decía de mí uno de mis maestros, Fernando Quiñones, que fue discípulo y amigo de Jorge Luis Borges.  Empecé con la poesía y el teatro y luego me he diversificado en la novela, el ensayo, los guiones documentales, las canciones. Creo que los griegos tenían razón: todo es poesía “poiesis” que decían ellos y significa “creación” sólo que cada historia, cada pensamiento busca su molde, su forma: poema, teatro, novela… Creo que la literatura que más me interesa está en un territorio intermedio de géneros. La poesía es la madre y la base de toda literatura y lo es, desde luego, en mi obra. Pero también Lorca decía que “el teatro es la poesía puesta en pié y caminando por un escenario” y yo creo que una buena novela participa de la documentación de un ensayo, de la construcción dramática y psicológica de los personajes teatrales. Me siento cómodo en todos los géneros, esa es la verdad, si no se considera una inmodestia. Cada tema y cada sentimiento piden una forma u otra.


Sin embargo de MANUEL FRANCISCO REINA, a modo personal, poco ó nada se sabe, eres joven y de grata presencia física. 

¿Que nos dirías de ti mismo?
Te agradezco el cumplido aunque ya no soy tan joven. No sé si estoy preparado para la autobiografía aún.
Creo que esto es lo más difícil de contestar. Nunca he imitado a nadie ni he querido ser como nadie, aunque he tenido maestros maravillosos como Rafael Alberti, Antonio Hernández, José Hierro, Fernando Quiñones, Pilar Paz Pasamar… de los que he aprendido y a los que no quiero defraudar. Decía Rubén Darío: “bienaventurados mis imitadores porque ellos heredarán todos mis defectos”. Tenía razón. Uno debe buscar su voz y su identidad. Hay gente que necesita toda una vida para construir un personaje de sí mismo y no lo consiguen. En mi caso no lo he necesitado. Andaluz, hijo de torero, amante de la cultura, la poesía, el flamenco, apasionado, he tomado partido siempre por lo que creía justo y he pagado por ello. Creo que la vida nos cobra todo, hasta lo que no nos da. Incluso lo que nos quita. También me ha premiado la vida con otras cosas. Dicen que empecé a hablar antes que a andar, con 9 meses, así que estaba  en cierto modo, aunque no esté de moda decirlo, predestinado. Escribir para mí era algo consustancial a mi naturaleza como ser alto o moreno. Empecé a ganar premios de literatura con 13 años y a publicar, y a los 38 años, la edad a la que fue asesinado Federico, por cierto, he publicado más de 40 libros. Me siento más cómodo entre los mayores que entre los escritores de mi generación, me pasó con Alberti, compañero generacional de Lorca, y con los demás citados antes, que con los de la mía, salvo excepciones. Y todavía más cómodo con los latinoamericanos García Márquez, Nélida Piñón, etc, que con los españoles. Dice el escritor Fernando Báez que soy uno de ellos pero a mí me parece un elogio demasiado grande que repito porque no es mío aunque se refiera a mí.

  

En LOS AMORES OSCUROS, un agonizante Juan Ramírez de Lucas, le  desvela  a su doctora el secreto mejor guardado durante la mayor parte de su vida,  en la que a modo de confidencia, le relata con todo lujo de detalles aquel amor que vivió, por el que sufrió y del que  aún conserva la esencia más pura.
Los que hoy peinamos canas, en nuestra época escolar/universitaria, etc. Por una razón, asignatura ó tesis, leímos las obras de los dramaturgos de la época y sus respectivas biografías.
  
Resulta envidiable la amistad existente entre Federico García Lorca, Pablo Neruda (su confidente), Valle-Inclán y Buero Vallejo, entre otros, un abanico de los grandes de la literatura de todos los tiempos, ¿No encuentras un vacio entre el pasado y el presente? Y me refiero al nivel literario, mejorando lo presente, claro está!

Creo  que   los autores  que  cita, que  son geniales  de  nuestras  letras  y   de  la  Literatura Universal se comprometían con su tiempo mucho más que los escritores e intelectuales del hoy. A muchos les costó la vida, como a Lorca o Miguel Hernández, o el exilio, literal, como a Juan Ramón, Alberti, Cernuda, o interno, como a Aleixandre, Carmen Conde, etc.   Ahora los llamados intelectuales se han adormecido o atemorizado, según el caso, ante una forma más  sutil  de  represión  que  ejercen  los medios y los poderes   políticos y de opinión.   Han abdicado  de  su  función  primera,  que  es  la  de  comprometerse y hacerse voz de nuestro tiempo, y espejo  de los  problemas   de  nuestros  días,  y  eso  ha  costado  el divorcio de la sociedad  y  sus intelectuales.  El descrédito  o  la  falta  de interés por ellos que,  en muchos casos   está    justificado.   Por  poner  un   ejemplo:  muchos  han   despreciado  los  medios televisivos por considerarlos  frívolos sin comprender que la frivolidad está en el mensaje y su forma, no en los medios.    La respuesta es una banalización de estos medios, y una falta de lugares de debate serio. Yo recuerdo en los ochenta, siendo un niño, como los creadores y  los  intelectuales  opinaban  en  la  televisión:  Arrabal,  Umbral,  etc.    A  mí  me  parecía apasionante.           Cada  vez  es  más  escaso  encontrar  espacios  así  y,  en  gran  medida, asumámoslo es culpa de haber denigrado estos medios.


 A  Lorca, se le sacrifico por muchas razones, por sus éxitos en el teatro español del siglo XX, por sus amistades de alta alcurnia, que él llamaba “Anfistoras”, a eso que hoy  llamamos envidia 
¿Se le reprocharía hoy lo mismo?

En realidad él llamaba “Anfistoras”, y gracias a eso el Lyceum Club Femenino le puso a su grupo de teatro de los años treinta ese nombre, a esas mujeres excepcionales, de buena familia o no, pintores, directoras escénicas, actrices, que reivindicaban su papel en la sociedad no sólo como esposa o madres, sino también como pensadoras y creadoras. Ellas fueron sus grandes cómplices como Maruja Mallo, Pura Ucelay, María Teresa León, Zenobia Camprubí, Margarita Xirgu, y tantas y tantas.  Creo que Federico hubiese sido igual de incómodo hoy porque no encajaba en el cliché que la sociedad establece entonces como ahora, de homosexual. A un homosexual todavía hoy, con nuestras leyes tan supuestamente avanzadas aunque haya ministros que se permitan ponerlas en duda-cosa que en un país serio le hubiera costado el cese- se tolera la figura del “mariquita” que acompaña u divierta a las señoronas, asociado con el mundo del espectáculo o la moda. Sin embargo un señor como Federico García Lorca, con una personalidad tan arrolladora, con una inteligencia tan sagaz, y una actitud vital tan desafiante y liebre, es una amenaza para los que detentan el poder ayer y hoy. Es alguien que mira a los ojos al otro y le dice: A mí no me toleres. A mí respétame, o me haré respetar.

Pero sobre todo se le juzgo, por su condición sexual, cosa que con los años y tras una larga lucha, tanto social como jurídica ha cambiado y para bien, ¿No te parece que en aquel entonces estaban los “armarios”  demasiado llenos?
Todavía hay mucho armario lleno. Y no te engañes lo que se encierra tanto tiempo acaba pudriéndose o, como mínimo oliendo a polilla y naftalina. Las leyes entonces y, hasta hace muy poco como la de peligrosidad social o la de vagos y maleantes, eran tremebundas pero, los peores armarios son los de las conciencias individuales y, esos siguen tan vivos hoy como entonces. 


Recientemente un presentador de TV, líder de audiencia, publico un libro autobiográfico sobre sus complejos, cuando en realidad da una imagen de prepotencia, soberbia y reconociéndose a sí mismo como un “pequeño dictador”.


 ¿ No te parece injusto el flaco favor que le hace al movimiento gay?

Creo que él no ha pretendido ser representante de ninguna colectividad y me parece honesto por su parte. Fíjate que a ese presentador al que te refieres y al que no me importa poner nombre, Jorge Javier Vázquez, se le ha atacado, precisamente, por haber conseguido una cuota de poder social sin ocultarse. Por tanto yo no sólo no le ataco sino que lo celebro. Si sus actitudes fuesen las de un heterosexual padre de familia o una señora de familia hacendada, no se diría más que tiene una gran personalidad y sabe lo que quiere. Es más te digo que este señor es alguien que en los momentos políticos más complicados se ha comprometido, y que muestra un gran interés además de formación por toda manifestación artística. A mí me divierte que haya campado por sus respetos como lo ha hecho. Me parece mucho más peligrosa la actitud de otros señores que van de pretendidos intelectuales-gays o no- y que no son capaces de tomar partido ni significarse, no sea que se les acabe el chollo y las simpatías de los medios y el público. Hay muchos de esos. En el medio televisivo hay también mucho que va de intelectual pero lo mismo es jurado de un reallity, que se baja los pantalones moral y literalmente frente a la cámara. Esos si me parecen lamentables, por baratos y superficiales. Sí es verdad que no hay promoción que resista la exposición diaria en la televisión y que hay una competencia desleal, pero es una suerte para quien puede permitírsela. Lo que me parece deleznable no es que Jorge Javier Vázquez, que es un tío formado y comprometido, te puede gustar o no, publique un libro y arrase por su trabajo televisivo. Lo que me parece vomitivo es que editoriales supuestamente serias encarguen a otros personajes de medio pelo, presentadorcillos, modelos, putas y chaperos y viceversa, más o menos declarados, libros, que además no escriben ellos, sino negros literarios, y consigan espacios en la opinión pública que no merecen. 



Está claro que Lorca, vivió como quiso, amaba lo que hacía, amo y fue correspondido por nuestro narrador. Fue reconocido con retraso, cosa que siempre pasa 

¿Qué diría hoy de nuestra sociedad corrupta, escasa de valores y sobrada de tantas cosas?

Pues lo mismo que en las corruptelas de los años treinta “putrefactos”. Ése era un término muy suyo referido a todo lo que no le gustaba o le desagradaba y creo que viene muy bien. De 1934 a su muerte en 1936, justo coincidiendo con la relación con Juan Ramírez de Lucas que yo he investigado y novelizado bajo el canon de la llamada novela testimonio o relato real en Los Amores Oscuros, él se compromete mucho más. Precisamente porque toma conciencia que los sin voz necesitan hacerse oír y el es su megáfono. Eso fue y sigue siendo Mariana Pineda o Doña Rosita la Soltera. Por eso lo mataron y por eso sigue vivo en su mensaje y su obra hoy. 


 Y ya poniendo punto final,


 ¿Qué opinión te merece las redes, como medio de difusión literaria?

Yo participo de ellas casi desde el principio con un blog y con colaboraciones en medios digitales. Me parecen que son no ya el futuro sino el presente, y fundamentales en la difusión de las ideas, las obras y las opiniones. Se han convertido en la resistencia y disidencia de ciertas oligarquías de opinión que no pueden ser controladas. Esa es su mayor virtud y,  a la vez su defecto porque hay muchas voces embozadas y sin criterio que se permiten opinar sin más. Para opinar, para aportar algo a los demás, hay que tener no sólo formación sino además criterio y compromiso, por no hablar de capacidad de comunicación. Antes se decía que “el más tonto hace un reloj”. Ahora el más tonto hace un blog y pontifica sandeces sobre lo divino y lo humano. Afortunadamente hay espacios como este y otros en los que las opiniones se contrastan. Lo demás, como diría Lorca “son perros que ladran a la luna”.

 ¿Crees que los blogueros somos justos con los autores que llenan nuestras páginas?

Creo que hay de todo como en botica. Hay quien aprovecha para ajustar sus propias cuentas, como sucede también en la prensa escrita, no nos engañemos, pero también quien está atento a lo diferente a lo que tiene interés o puede aportar algo. El anonimato que dan las medias hace que se puedan embozar opiniones muy desagradables pero eso viene sucediendo en la prensa tradicional con los pseudónimos hace muchos años. Ejemplos como el tuyo desde el blog de  http://mire-pa.blogspot.com.es/con sus extensiones en
las distintas redes  como en Facebook
https://www.facebook.com/lecturaengeneral.  Ejemplifican que hay otras formas de hacer las cosas, con dignidad, frescura y honradez. Esa es la vía que, por mi parte, yo te agradezco.


¿Con que nos sorprenderás en tú próxima publicación?

No me atrevo a aventurarlo porque trabajo siempre en varias direcciones. Creo que los grandes personajes y su redescubrimiento humano, además como el formato de la novela testimonio, será la apuesta siguiente. De todas formas el proyecto más cercano es la adaptación teatral de Los Amores Oscuros en los que estoy trabajando con la productora y compañía Teatral Albacity Corporation con dirección de Lluis Ellías e interpretación de Antonio Campos, que están triunfando ahora en Madrid con la obra Ceniza.

Con gran admiración y respeto, le saludo “maestro”. 







El autor

Gabriel Monte Vado (Madrid 1959).

Es licenciado en Geografía e Historia (Historia del Arte), por la Universidad Complutense de Madrid (1991).

En 1977 ingresa por oposición en la Academia General Básica de Suboficiales del Ejército de Tierra, obteniendo su primer destino como suboficial a la edad de veintiún años.
En 1983 fue seleccionado para formar parte de la Sección de Protección del Cuartel General del Ejército, unidad dedicada a dar protección a militares especialmente amenazados por grupos terroristas. Posteriormente pasó destinado a la División de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército, permaneciendo durante veinticinco años en destinos relacionados con la Inteligencia y la Seguridad. Actualmente sigue en activo.

Entrevista al autor

1. “Guardianes del falso edén” es una novela negra con multitud de guiños a la actualidad, el día a día. ¿Qué es lo que va a encontrar de especial todo el que se adentre en la historia de Willy Beretta?

He intentado escribir una novela negra moderna y original, de mucha actualidad, fresca y comprometida. Están todos los ingredientes del subgénero de la novela negra de detective: el crimen y la investigación, el triángulo criminal, víctima e investigador y la crítica social. Sin embargo, los protagonistas no son policías, sino agentes de inteligencia, lo que es infrecuente, sobre todo en la novela negra de nuestro país.

Tras la trama subyace la avaricia y el culto al dinero frente al valor de las personas. He pretendido que el lector reflexione, a la vez que disfruta con la historia, sobre cuál es el modelo de sociedad que queremos otorgarnos. También he procurado intercalar un entramado de relaciones personales que resulte interesante y que imbuyan al lector en otros temas como la actualidad política, la crisis, comentarios literarios, históricos, etc.

2. Indudablemente, su experiencia como miembro de los cuerpos de Seguridad del Estado le ha ayudado para crear la historia. ¿Se ha basado en algún caso/persona que haya formado parte de sus investigaciones para dar forma a su historia? ¿Es más increíble la realidad que la ficción?

No podía ni debía revelar datos reales, sería inapropiado, pero sí basarme en ellos para crear el universo de la novela. Por supuesto, como siempre, la realidad supera a la ficción. En la novela, entregada antes de que se revelara el caso Bárcenas, aparece, entre otros personajes, un político corrupto del PP que tiene conexiones con el anterior tesorero del partido. No me podía imaginar que fuera tan premonitorio. En cuanto a los procedimientos operativos he contado todo lo que se podía contar con el máximo grado de realismo. El lector va a descubrir, por ejemplo, cómo se hace realmente una vigilancia en plena calle y otros procedimientos de trabajo de los servicios de inteligencia y de la policía, de una manera que no va a encontrar en otras novelas del género.


3. ¿Tiene en mente algún nuevo proyecto literario? ¿Nos puede hablar de él?

Me estoy documentando para la continuación de "Guardianes del falso edén". Estoy barajando varias posibilidades para la nueva novela, aunque es demasiado pronto para decidirme.



ANDRÉS VIDAL en "Te gusta leer?"


Con una admiración total y absoluta de está que escribe hacia este señor, no pude evitar proponerle la “entrevista” única y exclusivamente para nosotros, nuestra página y nuestro blog. Son pocas ó muy pocas las entrevistas que Andrés Vidal concede por aquello de la privacidad hacia su imagen, así que vamos a tema:
De Andrés Vidal, como persona física, poco o nada sabemos. He consultado lo publicado en la red y siempre me encuentro con una biografía breve y sin una cara a la cual ponerle el nombre. 

Solo sabemos: 

Andrés Vidal (Barcelona, 1973) es ante todo un amante de las buenas historias bien contadas y un admirador de los personajes de la Historia que han llevado a cabo proyectos revolucionarios. En su literatura confluyen un conjunto de ideas y proyectos vinculados a las distintas áreas del periodismo, el cine y la televisión. La herencia de la tierra, su primera novela, se convirtió en uno de los éxitos literarios de 2010. Ahora vuelve a sumergirse en la narrativa histórica con El sueño de la ciudad, fruto de su amor por la Barcelona modernista. 
Más información: https://www.facebook.com/Andres.Vidal.Pagina.oficial             
          
¿Cómo es realmente Andrés, ese catalán de 39 años? (je, je... estudios, hobbies, familia, etc.)

  ¿Por qué tanto hermetismo sobre tu persona y tu imagen? , ¿tienes miedo a la fama después de los miles de ejemplares vendidos? ¿Por qué no has hecho nunca una presentación pública de tus libros?

  
 ¿A qué se dedicaba Andrés antes de llegar a LA HERENCIA DE LA TIERRA en 2010?

Agrupo estas tres preguntas en una respuesta común, Mirella, permítemelo por favor.

Vaya por delante que en la actualidad mantengo deliberadamente una postura reservada respecto a mi persona por una razón muy simple que ya he expuesto en alguna ocasión: la importancia radica en el texto. Quisiera estar seguro de que mis novelas y no otra cosa son las que merecen las opiniones de los lectores, sean éstas las que sean. También te digo que no descarto “salir a la luz” cuando tenga claro que mis temas, mis historias, mi forma de escribir y los resultados lo justifican...

Me gusta identificar y pensar las historias por sí mismas; deben sustentarse de manera autónoma y despertar interés por el entorno, por lo que en él ocurre y, claro está, por el qué y el cómo de los personajes que allí coinciden. Para mí es casi un leitmotiv que los personajes, de modo reconocido o incógnito, participen de algo revolucionario en el mundo que conocemos. Los protagonistas de las historias que nos han encandilado y nos encandilan son de algún modo responsables de lo que hoy en día nos rodea, de lo que nos ha llegado; la actualidad contiene siempre algo de su forma “de haber actuado”, aunque en su momento sólo fuera como germen.

Antes de escribir La herencia de la tierra (también después) y utilizando una base de estudios en gran medida polivalentes, me dedicaba a trabajar en varios proyectos simultáneos. Nunca he dejado de hacerlo. ¡El movimiento es mi fuente de inspiración y me mantiene vivo!



"LA HERENCIA DE LA TIERRA" (2010), nos relata el coraje de un chico, más tarde hombre, que ante la continua explotación de su padre por el terrateniente de la zona, le planta cara y cómo lucha por hacer de un paraje abandonado (el Cerro Pelado) un pueblo prospero. Enfrentándose a los impedimentos de la época y sobre todo superando la ignorancia con persistencia y aprendiendo continuamente cómo desarrollar aquello que su mente construía, sin consentir el abuso y respetando a los trabajadores, como tales y como personas.



    ¿Cómo nace y se crea LA HERENCIA DE LA TIERRA?
   La historia de Rosendo Roca es como si siempre hubiera existido en mi cabeza. Estaba allí. El detonante fue una minúscula colonia industrial que un día vi en una curva de la vieja carretera que une Sant Joan de las Abadesses con Olot (entre las comarcas del Ripollés y La Garrotxa, en Girona). Algo tan sencillo como esa visión, suplementada por lo poco que yo sabía de las colonias industriales me llevaron a un papel en blanco y a comenzar a imaginar qué podía haber ocurrido en un lugar perdido como aquél (que posteriormente reubiqué en la valle del Llobregat). Y enseguida surgió la simplicidad, el tesón y el esfuerzo sin límites de un hombre que, a pesar de su casi infantil concepto de todo, fuera capaz de distinguir aquello que está bien de aquello que está menos bien, no sólo pensando en él mismo sino en los que le rodeaban. Su asociación con Henry Gordon significa un montón de cosas Hay mucho del back to basics (la vuelta a los orígenes) en esa historia… Personalmente me encanta y defiendo que es necesario recuperar la prioridad de los valores que de modo inconsciente Rosendo Roca desarrolla y defiende.

    ¿En qué te basaste para llegar a Rosendo Roca?

En una ocasión, un compañero que considero excelente persona y mejor profesional (dirige una próspera planta industrial) me dijo que, a partir de las enseñanzas de su padre, él sólo pretendía ser “un buen hombre”. Me lo explicó cuando Rosendo “ya estaba escrito”, pero interpreté que era lo pretendido cuando nació ese personaje. Con toda su simplicidad y con toda su complejidad, pues sus luchas no son baladíes, Rosendo Roca resulta ser un buen hombre. Ésa es la idea.

 ¿Llegó a existir algún Rosendo en tu vida?

Creo que si repasamos brevemente la mochila de conocidos de cada uno encontraremos sin grandes dificultades un perfil humano capaz de hablar de tú a tú con Rosendo Roca.

Yo tuve un abuelo picapedrero al que debo mucho. Alguien que lo conocía bien dijo a su muerte que “había sido un hombre de piedra picada”. Ahora, cuando contemplo la abnegación de mi padre, con toda una vida de trabajo real, del de valor añadido, desconociendo qué significa la especulación, veo que la historia se repite y que Rosendo sigue ahí.

    ¿Sabes que hay en Asturias barrios mineros que nacieron y crecieron de forma muy similar a Cerro Pelado?

Lo sé, lo sé. Las hay en muchas más ubicaciones que las que imaginé, no siempre bajo el nombre de colonia, pero sí compartiendo características muy similares a las que he encontrado y visitado.

     ¿Cómo ves el tema de la minería y la industria en la España actual?

Estoy muy interesado en el tema de la crisis energética que se avecina. Tengo compañeros trabajando en él y lo concibo como una cuestión muy seria. El concepto “peak oil” acabará no siendo ajeno a nadie y se impone detener el crecimiento desenfrenado porque es, sencillamente, insostenible a escala mundial.

En la época de transición que seguro debemos abordar, las nuevas fuentes de energía se llegarán a desarrollar hasta donde el mundo necesita. Pero, mientras tanto, no existe otra solución que planificar dicha transformación y resulta que el carbón es una de las fuentes de transición reales, sólo que es muy delicado tratar con la contaminación que produce su combustión. Todo es una cuestión de costes y las reconversiones ―no he dicho subvenciones― deben abordarse con un espíritu global a la vez que positivo. No admito que en una generación no seamos capaces de poner en marcha soluciones potentes. Eso sí, nada de pensar sólo a cuatro años vista. Nos entendemos, ¿no? 


Cuando aún estabas en la resaca de la fama, con cientos de seguidores, en 2012 publicas EL SUEÑO DE LA CIUDAD, enfocada en una Barcelona naciente, donde todo estaba por construir, donde los tranvías eran lo más moderno. Una ciudad que consideraba a Gaudí un loco maravilloso. Donde las diferencias laborales se solucionaban de manera tajante y en grupo, porque nacían los primeros sindicatos sin más estatutos que los marcados por el más popular


¿Qué significó entonces y ahora la obra de Gaudí?

La figura del “loco” Gaudí, controvertida, genial y admirable por igual, se ha revelado como renovadora allende nuestras fronteras. En su momento demostró el valor y la determinación necesarios para enfrentarse al status quo, incluso dentro del propio modernismo y, por supuesto, contra el incipiente y beligerante novecentismo.

Defender las nuevas ideas sigue siendo trascendental hoy en día, en el arte, en la técnica, en la gestión de la energía que antes comentaba, en lo político, en lo social… De nuevo el germen de lo revolucionario que tanto nos seduce.

    ¿Puede ser, y lo digo por la coincidencia de ser tú también catalán, que existiera en tu vida un Dimas?

“Mi” contacto con Dimas es indirecto. Más allá de una cierta dosis de imaginación, en los agradecimientos de El sueño de la ciudad aparece la mención a una familia de la que he aprendido una realidad inspiradora. Demuestra que, en ocasiones, el interés por medrar a base de trabajo y valentía puede conllevar progreso, siempre a un determinado precio y lejos de maniqueísmos quiméricos (no todo puede ser de color de rosa), pero progreso en positivo al fin y al cabo.

¿Crees que la ambición ya era entonces una forma de ascender en todos los sentidos?

Digamos que era y es un motor esencial para prácticamente cualquier cambio que se pretenda introducir a lo que nos viene dado. Sin el estímulo de la ambición, del “apetito” que no hace tanto mencionaba Steve Jobs, muchas trayectorias de ascenso quedarían inexplicadas. Sí definitivamente creo que es necesario un buen “apetito”… y un algo de locura.

   En ambas novelas el amor, juega un papel muy importante y con finales felices, ¿tan importante es para ti el amor?

Te contestaré con una anécdota real: cuando por un tiempo viví y trabajé en Francia, recuerdo como si fuera hoy a un entrañable compañero de trabajo llamado Jean-Pierre. A menudo interrumpía lo que estaba haciendo, se me quedaba mirando y me decía muy serio: «Andrés, c’est quoi le plus important dans la vie?», ¿Qué es lo más importante en la vida? Después de una pausa arrastraba dulcemente las palabras y él mismo se respondía: «C’est l’amour». Y sabes, siempre he creído que tenía razón y que no se trataba de una broma sino de la necesidad de reafirmación en ese sentimiento contra el que es imposible luchar.




 SEPAMOS MÁS DE TI:


    ¿Cuáles son los principales valores en tu vida? Amistad, lealtad, etc.

Respecto al esfuerzo y la voluntad me reconozco en el ala dura. Amor, amistad, honestidad, responsabilidad, lealtad, humildad y generosidad, sin duda. En una medida quizás no tan vehemente, pero también destacada: la sobriedad, el aprendizaje y el servicio.

   ¿Para cuándo nueva novela? Anticípanos algo… se publicará en primavera del 2013,
    eres supersticioso?

La siguiente novela se publicará previsiblemente en mayo de 2013. Nada de supersticiones, pues. Me encantaría poder atender un ritmo de trabajo de una novela cada uno o dos años; también depende (¡mucho!) de los lectores y de su feedback. Sin olvidar la planificación y las decisiones de la editorial Planeta, claro.

Y para acabar, dime algo de ti y que gritarías a los cuatro vientos…

Amar y honrar el trabajo productivo, denigrar la especulación y el engaño.

Desde luego ha sido un lujo que me concedas está entrevista, pero, dado tú anonimato y como nadie te conoce, ¿qué me puedes aportar que demuestre que eres el autentico Andrés Vidal?

Curiosa pregunta, no me la había planteado.

Bueno, no te daré la respuesta aquí, pero creo que sólo mi primera editora en Planeta y yo sabemos el número exacto de páginas que tenía el primer manuscrito de La herencia de la tierra, allá por octubre del 2008… Lo que sí puedo añadir como curiosidad es que el primer borrador era muuuy grueso. Dejaremos el misterio abierto para el día en el que tenga que demostrar que soy quien digo ser. ;-)






 Gracias, Andrés